Página 1 de 4 123 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 39

Tema: Algunos tipos de madera y otros

  1. #1
    Avatar de ENRIQUE2024
    ENRIQUE2024 no ha iniciado sesión Senior Member
    Fecha de ingreso
    06 nov, 07
    Ubicación
    PILAR
    Mensajes
    209
    Downloads
    1
    Uploads
    0

    Algunos tipos de madera y otros

    Les dejo la descripción de algunos tipos de madera.. luego veré de postear algunas fotos que encuentre para ilustrar mejor.. se aceptan colaboraciones de fotos e info!!
    Saludos,
    Enrique.

    --------------------------------------------------------------------------

    Algunos tipos de Maderas.



    Algarrobo:Tiene escasas vetas y es durable a la intemperie. Se usa en construcción de toneles, muebles rústicos y pesados. Se oscurece con el paso del tiempo.

    Anchico:Es dura y pesada de color castaño rosado que se oscurece con el tiempo. De gran utilidad en contacto con el suelo. Se usa para carpintería rural, marcos de puertas y ventanas, parquets, postes, etc. Es la mejor leña porque produce mucho calor y poco humo.

    Bubinga:Especie tropical del África Central, Albura de blancuzca a gris rojiza y duramen pardo rojizo rosado. Madera de fibra recta o ligeramente entrelazada y grano medio a fino, Utilizada para entarimados tanto de interior como de exterior.

    Cerezo:Especie del Este de los Estados Unidos y Canadá.Albura de color rosado a marrón blanquecino o marrón rojizo y duramen marrón rojizo a rojo oscuro, presentando vetas finas de color marrón. Madera de fibra recta y grano fino, ligera a medianamente nerviosa, blanda a semidura y medianamente durable. Se mecaniza bien. Se clava y atornilla sin problemas.

    Cedroe color castaño oscuro y brillo dorado suave. Madera liviana a semipesada, fácil de trabajar, por lo que se pule bien, adquiere muy buen lustre y no tiene problemas de secado y estacionamiento. Tiene muchisimos usos debido a su nobleza.

    Cumaru: Albura de color amarillento y duramen amarillo rojizo recorrido por bandas de color grisáceo o negruzco. Madera de fibra ondulada y grano fino, muy pesada (1080 Kg/m3), medianamente nerviosa, dura y muy durable. Utilizada en tarima interior y exterior.

    Doussie: Especie del Oeste y Centro del África tropical. Albura de color amarillo claro y duramen marrón rosado a marrón rojizo. Madera de fibra recta, pesada (730 a 830 Kg/m3), medianamente nerviosa, dura y difícil de mecanizar y secar. Muy resistente a los hongos e insectos.

    Guatambá amarillo: Madera de buena calidad, semipesada y dura de color amarillo - ocre. Se la utiliza en la confección de muebles finos, instrumentos de ingeniería y reglas.

    Guatambá blanco: De color blanco - crema uniforme, con una textura fina, homogénea, suave y delicada. Utilizada para enchapados, terciados y mueblería fina. Es dura y ofrece dificultades para el clavado.

    Incienso: Madera muy preciada. De hermoso veteado y aroma. De color castaño claro o castaño rojizo oscuro, es pesada, dura, fuerte y resistente. Se usa en mueblería y ebanistería fina, a la intemperie en escaleras y marcos de puertas y ventanas, revestimientos exteriores, etc.

    Iroko:Especie de distribución pantropical africana. Albura de color amarillo pálido o blanco amarillento, duramen marrón dorado por exposición a la luz. Madera de fibra recta y grano medio a grueso, semipesada (630 a 730 Kg/m3) semidura y poco nerviosa. Se mecaniza y encola bien. Muy resistente a los hongos e insectos.Empleada en la elaboración de tarimas de interior y exterior, y en menor medida en lamparquet de gran formato.

    Elondo o Tali:Albura de color blanco amarillo o blanco rosáceo y duramen pardo rojizo que se va oscureciendo al envejecer. Madera de fibra muy entrelazada y grano grueso, pesada a muy pesada (890 a 960 Kg/m3), nerviosa y muy dura. Difícil de mecanizar, no acepta bien el clavado ni atornillado por lo que se recomienda pretaladrado. Buena durabilidad natural. Algunas procedencias contienen aceites que degradan los adhesivos por lo que puede presentar esta dificultad en el encolado.Utilizada en la fabricación de tarima y parquet flotante. Por su color claro es adecuada para instalaciones deportivas

    Encina: árbol típicamente mediterráneo, de mercado asimismo irregular, cuyo suministro en nuestro país proviene sobretodo del arranque para repoblaciones con otras especies y la ejecución de obras públicas.Madera de duramen y albura no diferenciados, de color pardo rojizo en cuyos despieces radiales se manifiestan los radios leñosos formando espejuelos de 1 a 3 mm de anchura y de 1 a 4 cm de longitud, característicos de esta especie. No deben por tanto considerarse defectos, sino una singularidad de esta madera.

    Haya: Especie procedente de centroeuropa (sobre todo Alemania y Dinamarca). En España fundamentalmente en la Cornisa Cantábrica (Asturias), Pirineo (Navarra) y Norte de Catalunya.Madera de color claro blanco anaranjado a rosado, de albura y duramen poco diferenciados, de fibra recta y semidura.Se utiliza fundamentalmente en tarimas de interior y en la elaboración de parquet flotante. Acepta muy bien el teñido. Es muy utilizada en instalaciones deportivas por su buena resistencia mecánica y su color claro sobre el que resultan bien visibles los trazos de los campos de juego.

    Jacarandá: Madera semidura y semipesada, es apta para la construcción de muebles, revestimientos y carpintería en general.

    Lapacho: Es muy resistente a la intemperie por ser madera muy dura y pesada. Mayormente utilizada para la construcción de pisos y parquets.

    Lenga: Madera pesada, fuerte y semidura. No le afecta la intemperie. Se usa para la construcción de estructuras, postes, toneles, industria naval, parquets, mueblería y carpintería en general.

    Nogal: Especie del Este de los Estados Unidos y Canadá. Albura de color blanco a marrón amarillento y duramen pardo rojizo a chocolate. Madera de fibra recta, semipesada (540 a 640 kg/m3), semidura y poco nerviosa.Se mecaniza bien. Se utiliza en la elaboración de tarima y por su elevado coste normalmente en la elaboración de fajeados perimetrales y grecas.

    Palo blanco: Madera de textura fina, pesada y homogénea, casi sin veteado. Usado para la fabricación de reglas, escuadras, argollas, mangos de paraguas, piezas de ajedrez, palos de escoba, plumeros, pisos,etc.

    Palo santo: Es de las maderas más pesadas y duras. Decolor blanco amarillento y tonalidades castaño - claras, se la usa para bastones, cofres, manijas, pedestales, ceniceros y adornos en general.

    Peteribí: Madera de color parduzco con tintes amarillentos. Tiene un veteado jaspeado pronunciado y brillo natural suavemente dorado, que lo convierte en una madera de alto valor decorativo para muebles finos, enchapados y revestimientos. Es liviana a semipesada, de buena estabilidad y semidura.

    Pino Amarillo del Sur:Incorporadas a la fabricación industrializada de pavimentos, pero la tendencia será hacia una utilización cada vez mayor debido a la escasez, el encarecimiento y las limitaciones progresivas de las maderas tropicales, tanto en sus existencias, como en su comercio internacional. Se utiliza en general en la elaboración de pavimentos de gran formato /tarima y entablados) y más recientemente en la fabricación de parquet flotante

    Pino blanco: Es una madera blanda y liviana de color blanco amarillento. Usada en muebles y carpintería en general de amplias aplicaciones y muy difundida.

    Pino paraná: Es blanda y liviana, de color blanco amarillento y se oscurece con el tiempo. Muy popular y de amplísimas aplicaciones en carpintería.

    Pino Silvestre:Las maderas coníferas como la aquí expuesta proceden por lo general de bosques bien gestionados y su abastecimiento está garantizado. Se utiliza en general en la elaboración de pavimentos de gran formato /tarima y entablados) y más recientemente en la fabricación de parquet flotante

    Quebracho colorado: Tiene un veteado suave y hermoso, pero es muy dura y de dificil trabajabilidad, por lo que se la usa para permanecer en contacto con el agua en postes, bases de columnas, tranqueras, durmientes de ferrocarril, etc.

    Roble: Tiene un veteado muy marcado y llamativo de color amarillo - ocre. Una de las mejores maderas para trabajos de ebanistería, mueblería fina, enchapados, revestimientos interiores, etc. No tiene problemas de rajaduras, deformaciones ni manchas por humedad.

    Tipa: Madera moderadamente pesada, semidura y de color blanco-amarillento con un veteado en forma de espigas. Usada para muebles, enchapados, terciados, artículos para deportes, etc. Es muy fácil de trabajar.

    Viraro: Es una madera bastante pesada y semidura. Se la utiliza en trabajos de curvado para fabricación de sillas de estilo y muebles finos. Es resistente y durable aunque no resiste la humedad por mucho tiempo. Su color varía del rosado pálido hasta el rojo-violáceo. Muy usado en pisos y trabajos de tallas .

  2. #2
    Avatar de ENRIQUE2024
    ENRIQUE2024 no ha iniciado sesión Senior Member
    Fecha de ingreso
    06 nov, 07
    Ubicación
    PILAR
    Mensajes
    209
    Downloads
    1
    Uploads
    0
    --------------------------------------------------------------------------
    Introducción

    La duración del acabado de un recubrimiento orgánico para la madera al exterior depende fundamentalmente de tres grandes factores, que independientemente o interrelacionados entre sí degradan y destruyen dichos recubrimientos. La inestabilidad superficial de la madera, la meteorización por agentes atmosféricos y el mecanismo de envejecimiento, que se produce en los polímeros sólidos por meteorización. Los dos primeros son ajenos y el tercero se refiere al propio recubrimiento.

    Los elementos que afectan más a la durabilidad del acabado de la madera son, en cada uno de estos tres factores; en los agentes atmosféricos las radiaciones del sol, la humedad atmosférica, el oxígeno del aire, y los iones de la polución; en la inestabilidad de la superficie de la madera el contenido de humedad, la hinchazón – merma, la porosidad, el colorido, los exudados y extractos celulares; y en el mecanismo de envejecimiento por meteorización, los cambios de la transición vítrea (Tg) de los polímeros sólidos.

    Las medidas contra la acción destructora de estos elementos se encuadran dentro de los "sistemas de tratamientos superficiales protectores y decorativos de la madera".



    La inestabilidad de la madera.

    La madera, como materia prima para la carpintería exterior y soporte de recubrimientos de acabado, es un material orgánico de estructura porosa – fibrilar no homogénea, más o menos dura, con aire y complejas mezclas de exudados y extractos en sus poros, y con una variable cantidad de agua en su estructura.

    En el acabado de la madera, las propiedades físicas que interesan conocer son cinco:
    Contenido de humedad
    Hinchazón y merma
    Porosidad
    Exudados
    Extractos y colorido

    Estas propiedades varían con la especie, y dentro de la misma especie con los individuos, y aún en el mismo individuo en las distintas zonas. Esta variabilidad hace de la superficie de madera un soporte inestable, que es bueno conocer para poder aplicar las medidas necesarias para obtener los mejores resultados en la duración de los acabados.

    La madera es un material higroscópico que absorbe y desprende agua en forma de vapor con mucha facilidad, debido al elevado contenido en celulosa y a la doble vía de acceso capilar y micelar.

    El contenido de humedad de la madera depende de las condiciones en que se encuentre, pudiendo llegar a tener más de un 100% cuando está recién cortada hasta menos de un 16% cuando se ha secado artificialmente. La madera tiende a buscar su grado de humedad de equilibrio higroscópico, en armonía con la humedad relativa y temperatura del medio ambiente, siendo el contenido de agua de la madera dependiente de la humedad relativa del aire, por lo que sus fluctuaciones influyen en los cambios de su contenido de humedad.

    Un alto contenido de humedad impide la reticulación de los polímeros y produce un secado defectuoso que provoca falta de adherencia. Para que se produzca una buena reticulación de los polímeros y un secado correcto, su contenido de humedad no debe superar el 20%. Además un contenido de humedad en la madera por encima del 22%, permite el desarrollo de hongos del azulado y pudrición, que causan daños a los recubrimientos en la superficie de contacto (por el movimiento de expansión de los micelios del hongo, que provocan ampollas y desprendimientos).

    Para prevenir estos daños conviene aplicar recubrimientos sobre la madera con un contenido de humedad inferior al 20%, con lo que además se evita la presencia de hongos del azulado o de pudrición. En el caso en que el contenido de humedad supere el 22%, se recomienda aplicar fondos o recubrimientos impregnantes, que contengan materias activas fungicidas, para prevenir la posible invasión de hongos xylófagos.

    Además de la influencia del agua estática (o fija) de la madera, el agua circulante afecta también a los recubrimientos.

    La salida al exterior del agua circulante depende de la temperatura: el calor ambiente de las viviendas puede presionar su salida al exterior en forma de vapor.

    Si los poros se cierran con un recubrimiento impermeable, se impide la salida al exterior y el vapor de agua se acumulará bajo la película del recubrimiento. En las superficies exteriores se condensa con el frío de la intemperie, empapa la madera, que aumenta su grado de humedad y provoca a hinchazones, mermas y aparición de hongos xylófagos.

    Para corregir este fenómeno se recurre a aplicar recubrimientos orgánicos semipermeables a "poro abierto", que forman una película microporosa por donde puede salir al exterior el vapor de agua de la madera. Así mismo la entrada de agua en la madera en forma de vapor queda impedida, ya que la película no le permite su entrada y la presión exterior es insuficiente para atravesarla.



    La Hinchazón y la Merma

    La Hinchazón y la merma de la madera se producen por los cambios del contenido de humedad (hinchamientos al absorber el agua y mermas o contracciones al exhalarla). Provoca variaciones dimensionales en las piezas, y también fuertes tensiones (que ya emplearon los egipcios para romper grandes rocas mediante grietas), cuarteamientos y roturas en los recubrimientos.

    Estas variaciones dimensionales no tienen la misma magnitud en las tres direcciones de los ejes anisotropos del árbol.

    La mayor variación se produce en dirección tangencial con diferencias dimensionales entre el 3,0% y el 4,5%.

    En dirección radial la variación oscila entre un 1,5% y un 2,2% y en sentido longitudinal no se producen variaciones relevantes.

    Esta acusada diferencia en los cambios dimensionales producen en la madera alabeos y deformaciones que provocan roturas y degradaciones en los recubrimientos. (Figura 1).



    Figura 1. Curvas de hinchazón de maderas de pino silvestre

    La primera medida a toma para evitar los daños que producen el "juego" o "trabajo" de la madera, es la de que los polímeros (con valores bajos de la Tg) tengan una excelente flexibilidad y elasticidad para seguir sus movimientos y sean durables.

    La Porosidad

    La porosidad o volumen vacío de la madera, varía mucho con la especie, dentro del propio individuo e incluso dentro de la misma pieza (aunque el peso específico de una madera se fije para cada especie).

    Antiguamente se apreciaba la calidad de una madera de construcción por su peso específico, lo que tal vez explique que ésta fuera la propiedad física de la madera que se estudiara por primera vez desde Buffon y Duhamel de Monceau. Aun hoy día se habla de "grano fino" o "grano basto" para referirse a la calidad de la madera por el tamaño de sus poros.

    Los poros (sección transversal de los vasos y fibras de la madera) que, según el sentido del corte y dependiendo de la humedad, levantan el conocido "pincho", varían muchísimo de tamaño, forma y frecuencia en la superficie de corte. Las coníferas son en general más porosas que las frondosas, con los poros más o menos uniformemente dispuestos, presentando en ocasiones zonas más absorbentes, en las que los lasures de colores producen concentraciones de pigmentos que intensifican el tono del colorido ("rechupados"). La porosidad en las maderas frondosas es por el contrario extremadamente variada, tanto por tamaño de poros como por su frecuencia, razón por la que la superficie requiere un cuidado especial.

    Los relieves que forman los huecos de los poros y resaltes de los "pinchos", requieren una adecuada preparación de la superficie de la madera (lijados, refinados, imprimaciones y sellados, que la dejen pulida y sin "rechupados") para poder aplicar adecuadamente la última capa del acabado.



    Los exudados y extractos

    Los exudados y extractos de la madera son sustancias metabólicas complejas más o menos viscosas como resinas, taninos, aceites, ceras, antioxidantes y colorantes. Afloran en la superficie de forma irregular según las especies; las muy ricas son las llamadas maderas "grasas" mientras que las "secas" son las que contienen menos sustancias. En general en las coníferas se encuentran preferentemente sustancias resinosas, mientras que las maderas tropicales y ciertas frondosas son más ricas en glucósidos, antioxidantes y materias sacarinas (taninos, clorofina, etc., además de contener otras sustancias extractivas como aceites, resinas, etc).

    La presencia de estas sustancias en la superficie de la madera, dificulta, retarda o impide la polimerización o secado de los recubrimientos. Se pueden dividir en dos grandes grupos: las de tipo oleoso como resinas, aceites y ceras, y las de carácter acuoso como taninos, clorofina y otros glucósidos.

    Estos compuestos orgánicos, conocidos impropiamente con el nombre genérico de "grasas", ocasionan daños, tanto en el momento de la aplicación del recubrimiento, por impedir su secaje, como posteriormente en el acabado seco por subir ó "trepar" a través de la película del recubrimiento, con velados blanquecinos o con manchas negruzcas que estropeaban el acabado. En maderas de iroko, bolondo, dussié, teca, castaño y roble, y ciertos pinos muy resinosos no es posible barnizar, lacar o lasurar con un acabado correcto, sin una previa limpieza de estas sustancias en la superficie.

    Para prevenir la aparición de extractos conviene preparar la superficie adecuadamente limpiándola enérgicamente con un cepillo o trapo, aplicando un disolvente oleoso como el white spirit, para eliminar las sustancias grasas (aceites, resinas, etc.) y con un disolvente soluble en agua (metanol, "nitro o cetona) para suprimir las sustancias solubles en agua (taninos, clorofina, etc.). El disolvente universal, sirve en ambos casos.

    Los nudos muy resinosos deben ser cubiertos con una película tapaporos impermeable de un tipo "nitro", que evite las continuas secreciones.

    Como se ha dicho, algunas maderas con proporciones muy altas de taninos y ácidos tánicos (6% - 8% o más) producen manchas negruzcas, más o menos grandes, en la madera y en los recubrimientos, que desprecia el aspecto decorativo del acabado. Para evitar la presencia de estos glucósidos, se emplean pigmentos bloqueadores de taninos a base de polifosfatos o de otras sales inhibidoras (algunos recubrimientos los incluyen en sus formulaciones). Recientemente ha salido al mercado un nuevo tipo de pigmentos activos para la inhibición de manchas de tanino y además tienen la cualidad de controlar el desarrollo de los hongos xylófagos con poder bloqueante sobre los taninos disueltos. Esto representa una novedad respecto a los actuales inhibidores ya que a la función de absorber y barrer los taninos añade una acción hidrolizante interactual química en las distintas especies de ácidos tánicos, los cuales forman compuestos químicos insolubles, inmovilizadores "in situ". Tienen un cambio de color que va del típico negro a otro blanquecino o ligeramente coloreado, que evita o disimula las indeseables manchas negras.



    El Colorido

    El colorido de la madera es otra característica importante para el acabado, especialmente cuando el recubrimiento es transparente. Los tonos de color varían bastante de una especie a otra, interesando conservar los de las maderas nobles como caoba, nogal, teca, palisandro, ébano, etc. Otras especies con coloridos menos decorativos como abetos, chopos, pinos, etc., se pueden mejorar modificando o aumentando el tono, tiñiendo con colores de especies más vistosas, aumentando su tono original o aplicando tintes de colores vivos primarios o mezclados (rojo, azul, amarillo, etc.).

    Resumen

    La inestabilidad de la superficie de la madera causa daños y desperfectos en los recubrimientos, que se traducen en defectuosos y efímeros acabados. Para evitar estos inconvenientes, antes de aplicar el recubrimiento, es necesario preparar adecuadamente la madera:

    1º La humedad de la madera no debe exceder el 20%

    2º La película de los recubrimientos en exteriores debe ser microporosa, con un acabado a "poro abierto" dejando así salir el vapor de agua de la madera.

    El film debe ser impregnante, con un fungicida preventivo contra azulados y pudriciones.

    3º En madera muy porosa como la de los pinos, se adecuará la uniformidad de absorción de la superficie con lijados, fondos e imprimaciones para evitar "rechupados".

    4º La superficie de madera ricas en taninos y otros glucósidos, como el iroko, teca o doussié, se limpiará cuidadosamente con un trapo utilizando un disolvente enérgico tipo "nitro" o un alcohol, acetona o disolvente universal.

    Las superficies con exceso de resinas se limpiarán con un trapo empleando un disolvente oleoso tipo "white spirit" o aguarrás.

    5º Para mejorar o cambiar el colorido de las maderas, se pueden teñir con colores transparentes de maderas nobles (nogal, teca, etc.) o con colores vivos, primarios o derivados (verde, azul, rojo, etc.).

    NOTA: Articulo extraído de la revista AITIM nº 186. Marzo- abril de 1997.

  3. #3
    Avatar de ENRIQUE2024
    ENRIQUE2024 no ha iniciado sesión Senior Member
    Fecha de ingreso
    06 nov, 07
    Ubicación
    PILAR
    Mensajes
    209
    Downloads
    1
    Uploads
    0
    sigue
    --------------------------------------------------------------------------
    1. INTRODUCCION

    2. COMPOSICION Y ESTRUCTURAS DE LA MADERA
    COMPOSICIÓN

    ESTRUCTURA MACROSCÓPICA

    ESTRUCTURA MICROSCÓPICA DE LA MADERA

    COMPORTAMIENTO MECÁNICO DE LOS CONSTITUYENTES DE LA PARED CELULAR

    3. PROPIEDADES FÍSICAS
    ANISOTROPÍA

    HUMEDAD DE LA MADERA. RELACIONES AGUA - MADERA

    CONTENIDO DE HUMEDAD.

    HINCHAZÓN Y MERMA DE LA MADERA

    COEFICIENTE DE CONTRACCIÓN VOLUMETRICA

    PUNTO DE SATURACIÓN DE LAS FIBRAS

    PESO ESPECIFICO

    HIGROSCOPICIDAD

    HOMOGENEIDAD

    DURABILIDAD

    INFLAMACIÓN Y COMBUSTIÓN

    4. PROPIEDADES MECÁNICAS
    ELASTICIDAD - DEFORMABILIDAD

    FLEXIBILIDAD

    DUREZA

    CORTADURA

    HENDIBILIDAD

    DESGASTE

    RESISTENCIA AL CHOQUE

    RESISTENCIA A LA TRACCIÓN

    RESISTENCIA A LA COMPRESIÓN

    FLEXION ESTÁTICA

    1. INTRODUCCIÓN

    La madera es un material complejo, con unas propiedades y características que dependen no sólo de su composición sino de su constitución (o de la manera en que están colocados u orientados los diversos elementos que la forman). El cómo están colocados u ordenados estos elementos nos servirá para comprender mejor el comportamiento, algunas veces poco lógico (aparentemente) de este material.

    En primer lugar se ha de recordar que la madera no es un material de construcción, fabricado a propósito por el hombre, sino que es un material obtenido del tronco y las ramas de los árboles cuya finalidad es la de facilitar el crecimiento y supervivencia de este elemento vegetal.

    La madera no es un material homogéneo, está formado por diversos tipos de células especializadas que forman tejidos.

    Estos tejidos sirven para realizar las funciones fundamentales del árbol; conducir la savia, transformar y almacenar los alimentos y por último formar la estructura resistente o portante del árbol.

    Será interesante recordar algunos conceptos respecto a la composición, microestructura y sobre todo la macroestructura de la madera.



    2. COMPOSICIÓN Y ESTRUCTURAS DE LA MADERA

    COMPOSICIÓN

    Es una sustancia fibrosa, organizada, esencialmente heterogénea, producida por un organismo vivo que es el árbol.

    Sus propiedades y posibilidades de empleo son, en definitiva, la consecuencia de los caracteres, organización y composición química de las células que la constituyen.

    El origen vegetal de la madera, hace de ella un material con unas características peculiares que la diferencia de otros de origen mineral.

    Elementos orgánicos de que se componen:

    - Celulosa: 40-50%

    - Lignina: 25-30%

    - Hemicelulosa: 20-25% (Hidratos de carbono)

    - Resina, tanino, grasas: % restante

    Estos elementos están compuestos de:

    - Elementos esenciales (90%):

    - Carbono: 46-50%

    - Oxígeno: 38-42%

    - Hidrógeno: 6%

    - Nitrógeno: 1%

    - Otros elementos (10%):

    - Cuerpos simples (Fósforo y azufre)

    - Compuestos minerales (Potasa, calcio, sodio)



    ESTRUCTURA MACROSCÓPICA

    La observación de un trozo de madera nos permitirá ver los diversos elementos característicos que la forman, y además, apreciar que no se trata de un material homogéneo.

    Si se observa el tronco de un árbol, se ve que tiene forma casi cilíndrica (troncocónica) y que está formado por sucesivas capas superpuestas (anillos).

    En primer lugar se aprecia que entre la madera y la corteza existe una capa generatriz, llamada cambium, que produce madera hacia el interior y corteza hacia el exterior. En cada período vegetativo se forma una nueva capa (anillo) que cubre la anterior.

    Dentro de cada capa se observan dos zonas bien diferenciadas, la formada al principio del período vegetativo con células de paredes delgadas y grandes lúmenes que se denomina madera de primavera, y la formada durante el verano, con células de paredes gruesas y lúmenes pequeños, llamada madera de verano.

    Esta diferencia entre las dos zonas, hace fácilmente distinguible en la sección transversal, una serie de anillos concéntricos llamados anillos de crecimiento, cada uno de los cuales corresponde a un período vegetativo de la vida del árbol y que en nuestro clima, representa el crecimiento anual, por lo que su número indica la edad del árbol.





    Analicemos, una por una, las diferentes partes que se puedan observar en una sección normal al eje del árbol.

    - Médula:

    Parte central del árbol. Constituida por tejido flojo y poroso. Tiene un diámetro muy pequeño. Madera vieja y normalmente agrietada. Se suele desechar en los procesos de elaboración de la madera.

    - Duramen:

    Madera de la parte interior del tronco. Constituido por tejidos que han llegado a su máximo desarrollo y resistencia (debido al proceso de lignificación.) De coloración, a veces, más oscura que la exterior. Madera adulta y compacta. Es aprovechable. La duraminización (transformación de albura a duramen) de la madera se caracteriza por una serie de modificaciones anatómicas y químicas, oscurecimiento, aumento de densidad y mayor resistencia frente a los ataques de los insectos.

    - Albura:

    Se encuentra en la parte externa del tronco, bajo la corteza. Constituida por tejidos jóvenes en período de crecimiento (zona viva). Contiene mucha savia y materias orgánicas. De coloración más clara que el duramen, más porosa y más ligera, con mayor riesgo frente a los ataques bióticos.

    - Cambium:

    Capa existente entre la albura y la corteza, constituye la base del crecimiento en especial del tronco, generando dos tipos de células:

    Hacia el interior: Madera (albura)

    Hacia el exterior: Liber

    - Liber:

    Parte interna de la corteza. Es filamentosa y poco resistente. Madera embrionaria viva.

    - Corteza:

    Capa exterior del tronco. Tejido impermeable que recubre el liber y protege al árbol.

    - Radios leñosos:

    Bandas o láminas delgadas de un tejido, cuyas células se desarrollan en dirección radial, o sea, perpendicular a los anillos de crecimiento. Ejercen una función de trabazón. Almacenan y difunden las materias nutritivas que aporta la savia descendente (igual que las células de parénquima). Contribuyen a que la deformación de la madera sea menor en dirección radial que en la tangencial.

    Son más blandos que el resto de la masa leñosa. Por ello constituyen las zonas de rotura a comprensión, cuando se ejerce el esfuerzo paralelamente a las fibras.

    - Anillos anuales:

    . Cada anillo corresponde al crecimiento anual, consta de dos zonas claramente diferenciadas:

    - Una formada en primavera: Predominan en ella los vasos gruesos que conducen la savia bruta hasta las hojas (tejido vascular). Color claro, pared delgada y fibras huecas y blandas.

    - Otro formado en verano: Tienen los vasos más pequeños y apretados. Sus fibras forman el tejido de sostén. Color oscuro denso y fibras de paredes gruesas.

    En zonas tropicales (o en las zonas donde no se producen, prácticamente, variaciones climáticas con los cambios de estación, y la actividad vital del árbol es continua), no se aprecian diferencias entre las distintas zonas de anillos de crecimiento anual.

    Su suma, son los años de vida del árbol. Debido a la forma tronco-cónica del árbol, los anillos anuales se deben contar en el tronco, en zona más próxima a las raíces.



    ESTRUCTURA MICROSCÓPICA DE LA MADERA

    Como se ha visto la madera no es un material homogéneo, está formado por diversos tipos de células especializadas que forman tejidos.

    Estos tejidos sirven para realizar las funciones fundamentales del árbol; conducir la savia, transformar y almacenar los alimentos y formar la estructura resistente o portante del árbol.

    La heterogeneidad de la madera será, en parte, la causa de sus propiedades.

    Se puede considerar la madera como un conjunto de células alargadas en forma de tubos, paralelos al eje del árbol, muy variables, tanto en longitud y forma, como en el espesor de sus paredes y en las dimensiones interiores.

    Estas células están unidas entre sí por una sustancia llamada materia intercelular o laminilla media, y a su vez trabadas por otro tipo de células, colocadas perpendicularmente a las anteriores y en el sentido radial del tronco, formando los llamados radios leñosos.

    La variedad de tipos de células y la forma de unirse, definen la infinidad de especies diferentes de madera que existen.





    Todo ello hace de la madera un material resistente y ligero, que puede competir favorablemente con otros materiales utilizados en la construcción, en cuanto a la relación resistencia-peso específico.

    En el sentido axial distinguimos:

    a)- Fibras alargadas, de pared gruesa formadas por células que se han prolongado afinándose en las puntas, constituyendo los tejidos de sostén, es decir, la estructura y la parte resistente de la madera (tejido fibroso).

    En las coníferas estas células son las mismas que sirven para permitir la circulación de los fluidos.

    b)- Vasos y poros de pared delgada (tejido vascular), formando los órganos de conducción o vehículo de la savia ascendente o bruta; los poros de la madera aparecen en sección transversal (pequeños agujeros), y en sección longitudinal (pequeñas estrías).

    c)- Células de parénquima, son cortas y poco abundantes. Difunden y almacenan en todo el espesor del árbol la savia descendente o elaborada.

    El parénquima constituye una especie de tejido conjuntivo (tegumental o de defensa), que vincula entre sí a los otros tejidos y que está formado por células poliédricas de paredes celulósicas delgadas y esponjosas.

    Esta especialización entre estructura y función sólo existe en los árboles frondosos; en los resinosos, todas las fibras son de carácter especial, llamadas traqueidas, de paredes más o menos espesas según la época del año en que se han formado.

    En el sentido radial hay menos células, y estas se disponen por bandas o láminas delgadas (radios medulares), intercaladas entre las fibras y los vasos, a los que cruzan en ángulo recto, dirigiéndose desde la corteza hasta el centro del árbol.

    En esas bandas de células llamadas radios celulares o mallas, almacenan y difunden, como las células del parénquima, las materias nutritivas que arrastra la savia descendente.

    En ciertas especies se encuentran en ambos sentidos, axial y radial, unos canales secretores de resina.

    De lo dicho anteriormente se desprende que la madera es un material heterogéneo y anisótropo, por tanto, sus propiedades variarán según la dirección que se considere.

    COMPORTAMIENTO MECÁNICO DE LOS CONSTITUYENTES DE LA PARED CELULAR

    El análisis de los distintos componentes será el siguiente:

    CELULOSA

    La celulosa es el principal componente estructural de la madera. Seria el equivalente a las armaduras en el hormigón armado.

    La celulosa es un polímero lineal, cuya fórmula es (C6 H10 O5) n siendo el valor de n varios miles de unidades.

    HEMICELULOSA

    Se considera a la hemicelulosa como el agente cementante que mantiene aglomeradas las microfibrillas y evita fisuras cuando las fibras de la madera son sometidas a esfuerzos de torsión, flexión o compresión que actúan sobre ellas.

    La hemicelulosa, también un polímero, cuyas fórmulas (C5 H8 O4)n y (C6 H8 O4)n siendo el valor de n de centenares de unidades. Su grado de polimerización es menor que el de la celulosa.

    LIGNINA.

    Podríamos decir que la lignina actúa como impermeabilizante de las cadenas de celulosa (muy hidrófilas) y como aglomerante de las estructuras fibrilares de las células.



    3. PROPIEDADES FISICAS

    ANISOTROPÍA

    Dado que la madera es un material formado por fibras orientadas en una misma dirección, es un material anisótropo, es decir, que ciertas propiedades físicas y mecánicas no son las mismas en todas las direcciones que pasan por un punto determinado, si no que varían en función de la dirección en la que se aplique el esfuerzo.

    Se consideran tres direcciones principales con características propias:

    - Dirección axial: Paralela a las fibras y por tanto al eje del árbol. En esta dirección es donde la madera presenta mejores propiedades.

    - Dirección radial: Perpendicular al axial, corta el eje del árbol en el plano transversal y es normal a los anillos de crecimiento aparecidos en la sección recta.

    - Dirección tangencial: Localizada también en la sección transversal pero tangente a los anillos de crecimiento o también, normal a la dirección radial.

    HUMEDAD DE LA MADERA. RELACIONES AGUA - MADERA

    Es la propiedad más importante, pues influye sobre todas las demás, propiedades físicas, mecánicas, mayor o menor aptitud para su elaboración, estabilidad dimensional y resistencia al ataque de seres vivos.

    El agua es el vehículo de transporte que utilizan las plantas para su alimento, esto, unido a la higroscopicidad de la madera, hace que esta tenga normalmente en su interior cierta cantidad de agua, que es necesario conocer antes de su uso, debido a las modificaciones que produce en las características físicas y mecánicas.

    El agua en la madera, puede estar presente de tres formas diferentes:

    - Agua de constitución o agua combinada: Es aquella que entra a formar parte de los compuestos químicos que constituyen la madera. Forma parte integrante de la materia leñosa (de su propia estructura), y no se puede eliminar si no es destruyendo al propio material (por ejemplo, quemándola).

    - Agua de impregnación o de saturación: Es la que impregna la pared de las células rellenando los espacios submicroscópicos y microscópicos de la misma. Se introduce dentro de la pared celular, siendo la causa de la contracción de la madera cuando la pierde (desorción) y de su expansión o hinchamiento cuando la recupera (sorción: retención de agua). Se puede eliminar por calentamiento hasta 100 - 110° C.

    - Agua libre: Es la que llena el lumen de las células o tubos (vasos, traqueidas, etc.) Es absorbida por capilaridad.

    El agua libre, una vez perdida por la madera, ya no puede ser recuperada a partir de la humedad atmosférica. Para recuperarla, habrá de ser por inmersión directa en el agua. El agua libre no tiene mas repercusión que la ocupación física de los huecos, y por consiguiente no influye en la hinchazón o merma de la madera ni en las propiedades mecánicas.

    Las dos últimas, impregnación y libre son las que constituyen la humedad de la madera. La humedad es la cantidad de agua que contiene la madera expresada en % de su peso en estado anhídro o húmedo.

    CONTENIDO DE HUMEDAD.

    Definimos como contenido de humedad o simplemente humedad de la madera h a la relación del peso del agua contenida en la madera, al peso de la madera anhídra y se calcula de la siguiente forma:



    en la que Ph representa el peso de la madera que estamos estudiando, Po el peso de la madera anhídra y se multiplica por 100 para así obtener el % de contenido de humedad de la madera referida al peso seco

    En algunos casos (industria de la pasta para papel), interesa obtener el % de contenido de humedad de la madera referida al peso húmedo con lo que la fórmula para obtenerlo será:



    La humedad no es constante en todo el espesor de la pieza, siendo menor en el interior y teniendo más humedad la albura que el duramen.

    La madera contiene más agua en verano que en invierno. Es un material higroscópico, lo cual significa que absorbe o desprende agua en función del ambiente que le rodea.

    Expuesta al aire pierde agua y acaba estabilizándose a una humedad que depende de las condiciones del ambiente: temperatura y humedad.

    Si estas condiciones varían, también variará su contenido de humedad. La humedad de la madera tiende a estar en equilibrio con el estado del aire ambiente. Este equilibrio no es el mismo si la madera está secándose, que si está absorbiendo agua.

    El primer tipo de agua que elimina la madera es el agua libre; esta pérdida se hace prácticamente sin variación de las características físicas - mecánicas (varia su densidad aparente.)

    Desaparecida el agua libre, queda el agua de impregnación de la pared celular (satura las fibras de la madera) y que al disminuir por medio de la evaporación o secado modifica las propiedades fisico - mecánicas (su dureza y la mayoría de las resistencias mecánicas aumentan) y el volumen de la pieza de madera disminuye como consecuencia de la disminución de volumen de las paredes de cada una de sus células.

    La humedad de la madera depende, ahora, de las condiciones higrotérmicas del ambiente. A cada par de valores de temperatura y humedad relativa del aire corresponde, en la madera, una humedad comprendida entre el 0% y el 30% (punto de saturación de las fibras, aproximadamente), que recibe el nombre de " Humedad de equilibrio higroscópico ". Este " Punto de saturación de las fibras ;" (P.S.F.) o más exactamente Punto de saturación de la pared celular, nos indica la máxima humedad que puede contener una madera sin que exista agua libre.

    Una vez que haya descendido de este punto, la madera no volverá a tomar agua libre si no es por inmersión. Este P.S.F. es de gran importancia, ya que supone una frontera a las variaciones dimensionales, variación de resistencias, etc. Su valor es del orden del 30%, podiendo sufrir pequeñas variaciones de unas especies a otras.

    Las maderas con P.S.F. bajo, tienen estabilizadas sus características mecánicas cuando son empleadas en atmósferas húmedas. Por el contrario si dichas maderas se emplean en atmósferas de humedad baja, se deformarán cuando varíe dicha humedad. (Maderas nerviosas).


    Las maderas de P.S.F. altos son, en general, utilizadas en un medio con un % de humedad muy inferior a la que corresponde al P.S.F., excepto en el caso en que se encuentren sumergidas. Se moverán siempre bajo la influencia de las variaciones de humedad pero son, en general, poco nerviosas.

    Cuadro de estado de la madera según el % de humedad.

    Madera empapada:

    Hasta un 150% de humedad aproximadamente (sumergida en agua)

    Madera verde:

    Hasta un 70% de humedad (madera en pie o cortada en monte)

    Madera saturada:

    30% de humedad (sin agua libre, coincide con P.S.F.)

    Madera semi-seca:

    del 30% al 23% de humedad (madera aserrada)

    Madera comercialmente seca:

    del 23% al 18% (durante su estancia en el aire)

    Madera secada al aire:

    del 18% al 13% (al abrigo de la lluvia)

    Madera desecada (muy seca):

    menos del 13% (secado natural o en clima seco)

    Madera anhídrida:

    0% (en estufa a 103° C. Estado inestable)

    Humedad normal para ensayos: Las humedades de la madera para la realización de ensayos han sido el 12 y el 15% según países y normas. Actualmente tiende a usarse la humedad de equilibrio que se obtiene a una temperatura de 20°C. y con una humedad relativa del 65%, lo que nos da una humedad en la madera de aproximadamente del 12%.

    - Para las obras, la guía de humedad que debe de tener la madera según la naturaleza de la obra, es la siguiente:

    Obras hidráulicas: 30% de humedad (contacto en agua)

    Túneles y galerías: de un 25% a un 30% de humedad (medios muy húmedos)

    Andamios, encofrados y cimbras: 18% al 25% de humedad (expuestos a la humedad)

    En obras cubiertas abiertas: 16% a 20% de humedad.

    En obras cubiertas cerradas: 13% a 17% de humedad.

    En locales cerrados y calentados: 12% al 14% de humedad

    En locales con calefacción continua: 10% al 12% de humedad.



    HINCHAZÓN Y MERMA DE LA MADERA

    Es la propiedad que posee la madera de variar sus dimensiones y por tanto su volumen cuando su contenido de humedad cambia.

    Cuando una madera se seca por debajo de P. S. F., se producen unos fenómenos comúnmente llamados " movimientos, trabajo o juego de la madera "; Si el fenómeno es de aumento de volumen, se designa con el nombre de " Hinchazón " y si ocurre el fenómeno inverso de disminución de volumen " Merma ".

    El aumento de volumen con la humedad es, prácticamente, proporcional a la misma, hasta un punto que coincide aproximadamente con el 25% de humedad, sigue el aumento de volumen, pero con incrementos cada vez menores, hasta el Punto de saturación de las fibras (PSF) a partir del cual el volumen permanece prácticamente constante, (deformación máxima).

    La contracción volumétrica total, mide la contracción volumétrica entre los estados de saturación y anhídro.



    B%= Contracción volumétrica total.

    Vs= Volumen de la probeta saturada de agua

    Vo= Volumen de la probeta en estado anhídro.

    La contracción volumétrica entre dos estados de humedad viene dado por el porcentaje de variación de volumen entre los dos estados.

    La medida de contracción volumétrica no es suficiente para determinar la calidad de una madera. Es preciso saber como se comporta bajo la influencia de las variaciones de humedad próximas a la humedad normal, que es, en general, la que corresponde al ambiente de empleo de la madera.CLASE CONTRACCION

    TOTAL % TIPO DE COMPARACION
    Gran contracción 20 al 15% Madera en rollo con grandes fendas de desecación que deberán aserrarse antes del secado (haya, fresno, roble)
    Contracción media 15 al 10% Madera en rollo con fendas medias, pudiendo ser conservada en rollo para apeos, postes, andamiaje. (resinosas, acacias, caoba de Africa)
    Pequeña contracción 10 al 5% Madera en rollo con pequeñas fendas que se puede secar antes de su despiece, desenrollo etc.

    (nogal, chopo etc.




    COEFICIENTE DE CONTRACCIÓN VOLUMÉTRICA

    Dicho coeficiente mide la variación del volumen de la madera cuando su humedad varía un 1%.

    Este coeficiente V% (casi constante entre los estados anhídro y de saturación de las fibras) caracteriza las maderas:



    H = Humedad de la madera.

    Vo= Volumen en estado anhídro

    Vh= Volumen con una humedad H%

    - Maderas de débil contracción 0,15% < V < 0,35% (poca nerviosa) maderas de carpintería y ebanistería.

    - Maderas de contracción media: 0,35% < V < 0,55% (maderas de construcción).

    - Maderas de fuerte contracción: 0,55% < V < 1% (nerviosa) Emplear en medios de humedad constante.

    PUNTO DE SATURACIÓN DE LAS FIBRAS

    El punto de saturación de las fibras (P.S.F.) representa el % de humedad de la madera cuando se ha alcanzado la máxima hinchazón; si disminuye la humedad también lo hará el volumen, pero si aquella aumenta, el volumen permanece prácticamente constante:CLASE Punto Saturación
    Bajo Inferior a 25%
    Normal de 25 a 35%
    Elevado Superior a 35%


    Las variaciones de volumen expuestas no son suficientes, en general, para darse cuenta de la complejidad de los fenómenos que intervienen en el movimiento de la madera y que tienen como resultado las variaciones lineales de sus tres dimensiones: axial, tangencial y radial, con contracciones muy diferentes para cada una, como consecuencia de ser la madera un material anisótropo.



    En el sentido longitudinal o de la fibra (axial) de la madera, el movimiento es muy pequeño, y en la practica se considera nulo (0,1%), mientras que en el sentido radial el movimiento puede variar entre un 4,5 y un 8%. En el sentido tangencial (anillos anuales), la contracción es, en general de 1,5 a 2 veces mayor que en el sentido radial. Esta diferencia de contracciones, según los sentidos radial y tangencial, es una de las causas de las deformaciones y fendas que se producen durante el proceso de secado. Existen algunas clases de madera en las que las contracciones radial y tangencial son prácticamente iguales. Estas maderas, aún con una fuerte contracción, si se desecan con cuidado no se deforman; son las maderas de ebanistería por excelencia (caobas, etc.).

    La contracción volumétrica debido a las variaciones lineales de sus tres dimensiones, viene expresada por la siguiente formula:



    que representan el volumen contraído de la unidad.

    Siendo: L = contracción lineal longitudinal o axial.

    R = Contracción lineal radial.

    T = Contracción lineal tangencial.

    Es por consiguiente de gran interés conocer la cuantía de las contracciones lineales, medidas que se calculan en la mayoría de los laboratorios dedicados al estudio de las propiedades de las maderas.

    Las formulas que para ello se emplean, análogas a la ya conocida para calcular la contracción volumétrica total son:



    Ls, Rs, Ts = Longitudes axial, radial y tangencial de la madera en estado de saturación.

    Lo, Ro, To = Longitudes axial, radial y tangencial de la madera en estado anhídro

    Las contracciones de una tabla simétrica, según su corte pueden ser:

    Curvatura de canto, curvatura de tabla, acanaladura y alabeo (diferencia entre las contracciones radiales y tangenciales)

    El movimiento es mas acusado en la madera de la periferia del tronco que en la del corazón por ello las tablas tienden a curvarse hacia la albura (absorbe mayor cantidad de agua)

    PESO ESPECÍFICO

    Por definición podemos decir que:

    Peso específico =

    Al ser un material poroso podemos considerar o no los poros para determinar el peso específico. Dada esta naturaleza porosa y las variaciones de peso y volumen, en función del contenido de humedad, hay que especificar las condiciones en que se verifican las medidas del peso específico.

    Si consideramos los poros contemplamos el volumen aparente y obtenemos el peso específico aparente

    Si consideramos solo la masa leñosa (deducimos el volumen de poros) obtenemos el peso específico real.

    Se establecen como puntos de comparación los valores de 0% y 12% de humedad. Al primero se llama peso específico anhídro y al segundo es la humedad normal según normas internacionales.

    El peso específico de la pared celular (peso específico real, sin considerar los poros), es prácticamente constante en todas las especies, y es del orden de 1,55 gr / cm3

    Este es el límite, máximo teórico, que podría alcanzar una madera, en la que los huecos celulares los hubiese reducido a cero. Las diferencias entre las maderas se deben pues la mayor o menor proporción de dichos huecos.



    - Dado que puede variar el contenido de humedad mucho, el agua puede hacer variar el peso específico.

    - Como el contenido de agua nos hace variar el volumen, también nos cambia el peso específico.

    - Por todo ello el peso específico debe referirse siempre, si es posible a la humedad del 12% aceptada internacionalmente.

    Esto no quiere decir que siempre tengamos que hacer el cálculo con maderas con el 12% de humedad, sino que podemos hacerlo con cualquier humedad y referirlo después al 12% mediante la fórmula siguiente.



    P12= Peso específico aparente con 12% de humedad.

    Ph= Peso específico para una madera con el h% de humedad.

    V = Coeficiente de contracción volumétrica.

    HIGROSCOPICIDAD

    A la variación del peso específico, cuando la humedad varía un 1%, se le denomina higroscopicidad. :



    Siendo V = coeficiente de contracción volumétrica.

    Las variaciones del peso específico en función de la humedad pueden verse en el gráfico de Kollman, donde se aprecia, además, la máxima humedad que puede alcanzar una madera.

    El conocimiento del peso específico aparente (considerando los poros) es muy importante pues en función de este valor podremos hacernos una idea aproximada de su comportamiento físico - mecánico.

    Si su valor es alto, significa que hay pocos poros y mucha materia resistente.



    En la madera, se puede relacionar, aunque no linealmente, el peso específico aparente con su capacidad resistente.

    Los árboles de las zonas templadas, presentan una densidad heterogénea (No constante dentro de una misma especie, pudiendo variar según el origen o procedencia del árbol y según la zona del tronco en que se tome la probeta)

    En árboles tropicales esta heterogeneidad es menos acusada, pues al carecer de anillos de crecimiento su estructura es más homogénea. El peso específico aparente aumenta con la edad.

    Clasificación de la madera según su peso específico aparente.TIPO RESINOSAS FRONDOSAS
    Muy ligeras 0,4 0,5
    Ligeras 0,4 a 0,5 0,5 a 0,65
    Semipesadas 0,5 a 0,6 0,65 a 0,8
    Pesadas 0,6 a 0,7 0,8 a 1,0
    Muy pesadas >0,7 >1,0




    HOMOGENEIDAD

    Una madera es homogénea cuando su estructura y la composición de sus fibras resulta uniforme en cada una de sus partes (Ejemplos: Peral, manzano, tilo, boj, arce, etc.)

    Son poco homogéneas:

    - Las maderas con radios medulares muy desarrollados (Ej. encina, fresno)

    - Las maderas con anillos anuales de crecimiento con notables diferencias entre la madera de primavera y la de otoño (Ej. abeto,...)

    DURABILIDAD

    Es una propiedad muy variable, pues depende de muchos factores: el medio ambiente, la especie de la madera, la forma de apeo, las condiciones de la puesta en obra, la forma de secado, las alteraciones de la humedad y sequedad, el contacto con el suelo (empotrada en terrenos arcillosos y en arena húmeda se conserva mucho tiempo, en arenas y calizas, duran poco), el agua (sumergida en agua dulce se conserva mucho tiempo), su tratamiento antes de ser usada, su protección una vez puesta en obra (pinturas, etc.) A más densidad mayor duración. Son maderas durables: La encina, el roble, la caoba, el haya, tec.

    INFLAMACIÓN Y COMBUSTIÓN

    Las maderas arden, lo cual desde el punto de su utilización como combustible, es una cualidad, pero para su empleo en la construcción y decoración es un defecto.

    Se clasifica a efectos de su reacción ante el fuego dentro de la clase M3 M4 M5 (M0, M1, M2, M3, M4, M5, es la clasificación en orden creciente en cuanto a su grado de combustibilidad de los materiales).

    Las reacciones que se producen son las siguientes:

    La celulosa de la madera, constituyente de la fibra vegetal, al arder se combina con el oxígeno del aire, dejando un pequeño residuo ceniciento, procedente de la lignina y de las sales minerales; cuando el oxígeno es abundante y la temperatura suficiente la destrucción es casi total, pero si la combustión es incompleta por carencia de estos factores, la celulosa sufre una deshidratación y la madera queda convertida en carbón vegetal, carente de resistencia.

    Son maderas muy inflamables: Pino, abeto, sauce, chopo, aliso, etc. Casi todas ellas maderas resinosas.

    Son maderas medianamente inflamables: Haya, caoba, castaño, tuya, etc.

    Son maderas menos inflamables: Encina, ébano, boj, alerce, etc.

    Arden mejor:

    - La madera seca que madera húmeda.

    - La madera con corteza y ramaje que la descortezada y cepillada.

    - Las piezas de pequeño tamaño que las piezas de gran tamaño.

    - Las piezas verticales que las horizontales.

    Las maderas secas se encienden sometidas a una inflamación inicial a la temperatura de 300° C.

    Las maderas frondosas duras arden superficialmente, con lentitud y llama corta; en cambio, las maderas frondosas blandas y las resinosas se queman profundamente con llama larga; estas diferencias se reducen cuando se trata de piezas de poco grosor.

    Con el pintado y mejor con la impregnación de substancias ignífugas, se reduce considerablemente la inflamabilidad y combustibilidad de las maderas.

    4. PROPIEDADES MECÁNICAS

    ELASTICIDAD - DEFORMABILIDAD

    Bajo cargas pequeñas, la madera se deforma de acuerdo con la ley de Hooke, o sea, que las deformaciones son proporcionales a la las tensiones. Cuando se sobrepasa el límite de proporcionalidad la madera se comporta como un cuerpo plástico y se produce una deformación permanente. Al seguir aumentando la carga, se produce la rotura.

    La manera de medir deformaciones es a través de su módulo de elasticidad, según la formula:



    Este módulo dependerá de la clase de madera, del contenido de humedad, del tipo y naturaleza de las acciones, de la dirección de aplicación de los esfuerzos y de la duración de los mismos. El valor del módulo de elasticidad E en el sentido transversal a las fibras será de 4000 a 5000 Kg / cm.2

    El valor del módulo de elasticidad E en el sentido de las fibras será de 80.000 a 180.000 Kg / cm.2

    FLEXIBILIDAD

    Es la propiedad que tienen algunas maderas de poder ser dobladas o ser curvadas en su sentido longitudinal, sin romperse. Si son elásticas recuperan su forma primitiva cuando cesa la fuerza que las ha deformado.

    La madera presenta especial aptitud para sobrepasar su límite de elasticidad por flexión sin que se produzca rotura inmediata, siendo esta una propiedad que la hace útil para la curvatura (muebles, ruedas, cerchas, instrumentos musicales, etc.).

    La madera verde, joven, húmeda o calentada, es más flexible que la seca o vieja y tiene mayor límite de deformación.

    La flexibilidad se facilita calentando la cara interna de la pieza (produciéndose contracción de las fibras interiores) y, humedeciendo con agua la cara externa (produciéndose un alargamiento de las fibras exteriores) La operación debe realizarse lentamente.

    Actualmente esta propiedad se incrementa, sometiéndola a tratamientos de vapor.

    Maderas flexibles: Fresno, olmo, abeto, pino.

    Maderas no flexibles: Encina, arce, maderas duras en general.

    DUREZA

    Es una característica que depende de la cohesión de las fibras y de su estructura.

    Se manifiesta en la dificultad que pone la madera de ser penetrada por otros cuerpos (clavos, tornillos, etc.) o a ser trabajada (cepillo, sierra, gubia, formón).

    La dureza depende de la especie, de la zona del tronco, de la edad. En general suele coincidir que las mas duras son las mas pesadas.

    El duramen es más duro que la albura. Las maderas verdes son más blandas que las secas. Las maderas fibrosas son más duras. Las maderas más ricas en vasos son más blandas. Las maderas mas duras se pulen mejor.

    - Muy duras: Ebano, boj, encina.

    - Duras: Cerezo, arce, roble, tejo...

    - Semiduras: Haya, nogal, castaño, peral, plátano, acacia, caoba, cedro, fresno, teka.

    - Blandas: Abeto, abedul, aliso, pino, okume.

    - Muy blandas: Chopo, tilo, sauce, balsa.

    CORTADURA

    Es la resistencia ofrecida frente a la acción de una fuerza que tiende a desgajar o cortar la madera en dos partes cuando la dirección del esfuerzo es perpendicular a la dirección de las fibras.

    Si la fuerza es máxima en sentido perpendicular a las fibras será cortadura y si es mínima en sentido paralelo a las mismas será desgarramiento o hendibilidad.

    HENDIBILIDAD

    Es la resistencia ofrecida frente a la acción de una fuerza que tiende a desgajar o cortar la madera en dos partes cuando la dirección de los esfuerzos es paralela a la dirección de las fibras.

    La madera tiene cierta facilidad para hendirse o separarse en el sentido de las fibras. Una cuña, penetra fácilmente en la madera, al vencer por presión la fuerza de cohesión de las fibras (no las corta). Es fácil observar esta propiedad al cortar madera para hacer leña, en la dirección de las fibras se separa en dos fácilmente. La madera verde es más hendible que la seca.

    Cuando se van a realizar uniones de piezas de madera por medio de tornillos o clavos nos interesa que la madera que vamos a usar tenga una gran resistencia a la hienda.

    Hendibles: Castaño, alerce y abeto.

    Poco hendibles: Olmo, arce y abedul.

    Astillables: Fresno

    DESGASTE

    Las maderas sometidas a un rozamiento o a una erosión, experimentan una pérdida de materia (desgaste)

    La resistencia al desgaste es importante en las secciones perpendiculares a la dirección de las fibras, menor en las tangenciales y muy pequeña en las radiales.

    RESISTENCIA AL CHOQUE

    Nos indica el comportamiento de la madera al ser sometida a un impacto. La resistencia es mayor, en el sentido axial de las fibras y menor en el transversal, o radial.

    Máxima axial

    Mínima radial

    En la resistencia al choque influyen: el tipo de madera, el tamaño de la pieza, la dirección del impacto con relación a la dirección de las fibras, la densidad y la humedad de la madera, entre otros.

    RESISTENCIA A LA TRACCIÓN

    La madera es un material muy indicado para trabajar a tracción (en la dirección de las fibras), viéndose limitado su uso únicamente por la dificultad de transmitir estos esfuerzos a las piezas. Esto significa que en las piezas sometidas a tracción los problemas aparecerán en las uniones.

    Si se realiza un esfuerzo de tracción en la dirección axial, la magnitud de la deformación producida será menor que si el esfuerzo es de compresión, sobre todo en lo que concierne a las deformaciones plásticas. Es decir que la rotura de la madera por tracción se puede considerar como una rotura frágil.

    La resistencia a la tracción de la madera presenta valores elevados.

    La resistencia de la madera a la tracción en la dirección de las fibras, se debe a las moléculas de celulosa que constituye, en parte, la pared celular.

    En la práctica existen algunos inconvenientes, que se han de tener en cuenta al someterla a este tipo de esfuerzos; en la zona de agarre existen compresiones, taladros, etc., que haría romper la pieza antes por raja o cortadura, con lo que no se aprovecharía la gran resistencia a la tracción. Por otra parte, los defectos de la madera, tales como nudos, inclinación de fibras, etc., afectan mucho a este tipo de solicitación, disminuyendo su resistencia en una proporción mucho mayor que en los esfuerzos de compresión.

    FACTORES QUE AFECTAN A LA RESISTENCIA A LA TRACCIÓN

    - Humedad La resistencia a la tracción paralela a la fibra aumenta de forma más o menos lineal desde el punto de saturación de las fibras hasta el 10%, con un aumento del 3% por cada disminución de humedad del 1%. Entre el 8 y el 10% de humedad existe un máximo, a partir del cual disminuye ligeramente.

    - Temperatura El efecto de la temperatura es menor en la tracción paralela, que en otros tipos de esfuerzos.

    - Nudos Los nudos afectan enormemente frente a este esfuerzo, ya que la desviación de fibras alrededor del nudo tiene gran influencia en la resistencia. Así, pequeños nudos, que reducirían la resistencia a compresión en un 10%, lo haría en el 50% en el caso de tracción. Los nudos dan lugar, también, a una distribución irregular de las tensiones.

    Según los valores obtenidos en el ensayo de tracción, al 12% de humedad, las maderas se clasifican en los siguientes grupos:

    - Resistencia pequeña, si es menor de 25 Kp./cm. 2

    - Resistencia media, está comprendida entre 25 y 45 Kp./cm. 2

    - Resistencia grande, si es mayor de 45 Kp./cm 2

    - Inclinación de la fibra: Se puede decir que la resistencia a tracción se ve mucho mas afectada que la resistencia a la compresión con igual inclinación de las fibras. Una ángulo de 15° reduce la resistencia a la tracción a la mitad y si el ángulo es de 30° la resistencia es 1/5 de la que tendría si la dirección del esfuerzo fuese paralela a la fibra.

    RESISTENCIA A LA COMPRESIÓN

    La madera, en la dirección de las fibras, resiste menos a compresión que a tracción, siendo la relación del orden de 0,50, aunque variando de una especie a otra de 0,25 a 0,75.

    La resistencia unitaria será la carga dividida por la sección de la probeta, C = P/S.

    En las normas españolas UNE se usan probetas de 2 x 2 x 6 cm. y se realiza el ensayo al 12% de humedad, efectuándose una corrección para valores de humedad diferentes al 12%, pero no muy lejanos a él,

    Según los valores obtenidos, la norma UNE clasifica las maderas en:

    - Según la resistencia unitaria C a la compresión axial en Kp./cm. 2

    Pequeño. menos de 350 para resinosas y menos de 450 frondosas

    mediana 350 a 450 para resinosa y 450 a 750 frondosas

    grande más de 450 para resinosas y más de 750 frondosas

    FACTORES QUE INFLUYEN EN LA RESISTENCIA A LA COMPRESIÓN

    - Inclinación de fibras - el efecto de reducción de la resistencia por la misma es bastante menor que en tracción.

    - Densidad - Existe una relación lineal, pudiéndose considerar que a mas densidad más resistencia.

    - Humedad - La influencia es prácticamente nula por encima del punto de saturación de las fibras y aumenta a partir de dicho punto, al disminuir la humedad. Entre el 8 y el 18% de humedad, se considera que la variación es lineal.

    - Nudos - Su influencia es menor que en la tracción.

    - Constitución química- Las maderas con mayor cantidad de lignina, como las tropicales, resisten mejor a la compresión. Las bolsas de resinas no tienen influencia, pero como hacen aumentar el peso específico hace que baje la cota de calidad.

    FLEXION ESTÁTICA

    El ensayo de flexión estática se suele realizar, como el de una viga apoyada por los extremos y con una carga central. En este tipo de esfuerzo, la parte superior trabaja a compresión y la inferior a tracción. La distribución de tensiones en el plano, donde el momento flector es máximo, empieza por tener una distribución bitriangular con el vértice común en la línea neutra. Pero la madera resiste menos a compresión que a flexión, incluso el Módulo Elástico. A tracción es algo superior al de compresión. Debido a esto, al pasar las tensiones al límite elástico a la compresión, aumenta la deformabilidad en las capas superiores, la curva de distribución de tensiones toma una fórmula parabólica, el eje neutro se desplaza hacia abajo haciendo aumentar las deformaciones y rompiéndose la pieza, finalmente, por tracción.

    INFLUENCIAS QUE AFECTAN A LA RESISTENCIA A LA FLEXIÓN

    - Inclinación de la fibra: es muy similar a la de la resistencia a la tracción. La disminución de resistencia a flexión y tracción se hace apreciable a partir de una inclinación de 1/25, mientras en compresión lo es a partir de 1/10, y en el corte apenas si tiene influencia.

    - Peso específico: Existe una relación lineal entre resistencia a la flexión y densidad. En los casos de no seguir esta relación se deben a maderas con contenido de resinas elevado.

    - Contenido de humedad: La resistencia a la flexión tiene un máximo para un grado de humedad del 5%, disminuyendo la resistencia desde dicha humedad hasta el P.S.F. La variación entre el 8 y el 15% se puede considerar lineal

    - Temperatura: La resistencia a la flexión decrece al aumentar la temperatura; este crecimiento es mayor al aumentar la humedad.

    - Nudos y fendas: La influencia de los nudos varía según su posición: es mayor cuanto mayor sea el momento flector; y tiene más influencia si está en la zona traccionada que en la de compresión. Resumiendo, su influencia es mayor cuanto mayor sea la tensión a que está sometida la zona que ocupa y como las tensiones de tracción son más intensas y sufren más, por los nudos, que las de compresión, su influencia es mayor a las tensiones de tracción.

    - Fatiga: La resistencia a la flexión disminuye al aumentar el tiempo de carga, reduciéndose, al cabo de los años, en porcentajes del 50 al 75% respecto a la resistencia en un ensayo normal de flexión estática.

    En el caso de tensiones alternativamente variables, la madera por su carácter fibroso, trabaja mejor que muchos metales. El valor de la tensión límite a la fatiga, varía con la especie, pudiéndose dar el valor medio de 0,33 veces la resistencia del ensayo normal de flexión estática.

    La resistencia a la fatiga es proporcional al peso específico, por lo que se puede obtener una cota de calidad de resistencia a la fatiga, dividiendo la resistencia a la fatiga por 100 veces el peso específico, su valor varía de 4 a 7.

  4. #4
    Avatar de ENRIQUE2024
    ENRIQUE2024 no ha iniciado sesión Senior Member
    Fecha de ingreso
    06 nov, 07
    Ubicación
    PILAR
    Mensajes
    209
    Downloads
    1
    Uploads
    0
    un poco +

    -------------------------------------------------------------------------
    La densidad aparente de algunas maderas corrientes, secadas al aire:


    Pino Común..................................
    0.32 – 0.76
    Kg/dm3

    Pino Negro....................................
    0.38 – 0.74
    Kg/dm3

    Pino- tea.......................................
    0.83 – 0.85
    Kg/dm3

    Albeto............................................
    0.32 – 0.62
    Kg/dm3

    Pinabette.......................................
    0.37 –0.75
    Kg/dm3

    Alerce...........................................
    0.44 – 0.80
    Kg/dm3

    Roble............................................
    0.71 – 1.07
    Kg/dm3

    Encina..........................................
    0.95 – 1.20
    Kg/dm3

    Haya.............................................
    0.60 – 0.90
    Kg/dm3

    Alamo...........................................
    0.45 – 0.70
    Kg/dm3

    Olmo.............................................
    0.56 – 0.82
    Kg/dm3

    Nogal............................................
    0.60 – 0.81
    Kg/dm3

  5. #5
    Avatar de ENRIQUE2024
    ENRIQUE2024 no ha iniciado sesión Senior Member
    Fecha de ingreso
    06 nov, 07
    Ubicación
    PILAR
    Mensajes
    209
    Downloads
    1
    Uploads
    0
    --------------------------------------------------------------------------
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas    

  6. #6
    Fecha de ingreso
    20 may, 07
    Ubicación
    Lomas del Mirador, Argentina
    Mensajes
    62
    Downloads
    1
    Uploads
    0
    Impresionante Enrique, terrible machete para tener siempre a mano.

  7. #7
    Avatar de ENRIQUE2024
    ENRIQUE2024 no ha iniciado sesión Senior Member
    Fecha de ingreso
    06 nov, 07
    Ubicación
    PILAR
    Mensajes
    209
    Downloads
    1
    Uploads
    0
    En este link se encuentra disponible un PDF con info de especies de madera.. espero les sea de utilidad..


    http://www.geoscopio.com/est/gmms/co...dera_31568.htm

    --------------------------------------------------------------------------

  8. #8
    Avatar de ENRIQUE2024
    ENRIQUE2024 no ha iniciado sesión Senior Member
    Fecha de ingreso
    06 nov, 07
    Ubicación
    PILAR
    Mensajes
    209
    Downloads
    1
    Uploads
    0
    -------------------------------------------------------------------------
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas   
    Última edición por ENRIQUE2024; 04/12/2007 a las 21:15

  9. #9
    Avatar de ENRIQUE2024
    ENRIQUE2024 no ha iniciado sesión Senior Member
    Fecha de ingreso
    06 nov, 07
    Ubicación
    PILAR
    Mensajes
    209
    Downloads
    1
    Uploads
    0
    --------------------------------------------------------------------------
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas      

  10. #10
    el tordo no ha iniciado sesión V.I.P
    Fecha de ingreso
    22 oct, 06
    Ubicación
    coronel moldes cordoba
    Mensajes
    1,979
    Downloads
    2
    Uploads
    0
    maestro tendras algo como secar madera cuando tenes alguhn tronco y no tenes paciencia

    gracias a attte

Página 1 de 4 123 ... ÚltimoÚltimo

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •